Buscador Industrial

Tecnología Cómo la Transformación Digital nos dará de comer
Cómo la Transformación Digital nos dará de comer

El concepto de Industria 4.0 está arraigándose en la manufactura promoviendo la eficiencia operativa a partir de la incorporación y uso extendido de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones, las cuales se entretejen cada vez más con las Tecnologías Operativas.

Uno de los campos más importantes es el de la Cadena de Suministros y considera el enlace de las operaciones entre clientes y proveedores, desde el origen de la demanda hasta la entrega del producto.

Estos conceptos y tecnologías están alcanzando a la industria de alimentos hasta el extremo más lejano, que es la producción agrícola. Sobre todo en el área de cultivos protegidos o de invernadero, el despliegue de tecnología se ha acelerado convirtiéndose en tierra fértil para la incorporación de software y hardware que permitan florecer la industria 4.0.

Lea también: Beneficios de aumentar la vida útil de los polímeros

México ocupa el lugar 6º en el mundo en cultivos protegidos y actualmente se cuenta con 54,000 hectáreas destinadas a este tipo de producción, según lo expresado por José Navarro, director en México de la firma Tarsus, durante la inauguración de GreenTech en Querétaro, evento enfocado a tecnologías para agricultura.

Datos del Banco Interamericano de Desarrollo indican que, en el año 2000, en el país había solo 790 hectáreas, pero en 2015 se alcanzaron las 23,251 hectáreas, crecimiento compuesto anual de
25 por ciento.  

También en el marco de GreenTech, Erik Plaisier, consejero Agrícola para México de la Embajada de los Países Bajos, aseguró que actualmente se agregan cada año 1,500 hectáreas de cultivos controlados tecnificados en suelo mexicano.

El desarrollo de este sector productivo se refleja en el evento organizado en conjunto por RAI Ámsterdam y Tarsus México, pues creció este año 20%, alcanzando ya 170 expositores, muchos de ellos con desarrollo de software y de automatización para la gestión y control de diferentes partes del proceso de cultivo, incluyendo el de riego y tratamiento de agua.

Lea también: Ósmosis inversa, la clave para reutilizar el agua en
la industria

Tal es el caso de Nutricontrol, empresa española con más de 10 años en México, dedicada a la distribución de agua en riego y fertilización, control climático y tratamiento de agua; que ha desarrollado su propia plataforma de software para monitorear y controlar todos los indicadores clave relacionados con sus soluciones.

Alfredo Martínez, ejecutivo comercial de la firma, explica que en el país hay cada vez más empresas adquiriendo herramientas de software, pues “es más fácil seguir indicadores clave como la cantidad de sólidos suspendidos o minerales disueltos, el volumen de agua a tratar o los requerimientos de desinfección a partir de la medición de la calidad del agua de riego, o bien, podemos determinar en qué casos tenemos que llevar a cabo procesos de inyección de ozono”.

Todo tiende a lo digital, pues es muy atractivo tener la capacidad de observar y modificar variables de un proceso desde un celular o una computadora, sin estar físicamente en la parcela.

Ricardo Acosta, director general de Hispatec México coincide con lo anterior. Como proveedor de software desarrollado específicamente para la agricultura, considera que el control y la medición permiten optimizar los recursos y utilizarlos con mayor precisión.

Hispatec utiliza el concepto Agricultura 4.0 y lo define como “el uso de tecnologías de información aplicadas en la ejecución o gestión de procesos en la agricultura, haciendo uso de inteligencia artificial, conectividad, comunicación satelital, etcétera”. 

Lea también: Automatización, solución a crisis de empleos
en manufactura

Acosta explica que pueden conectarse a cualquier tipo de plataformas con soluciones de inteligencia artificial, para establecer un esquema de agricultura de precisión y conectar desde tractores hasta sistemas de riego. De esta manera, pueden medir la calidad de la tierra a nivel de nutrición o de clima, utilizando todo tipo de medios tecnológicos para contar con más información que les permita gestionar de manera más precisa y con operaciones más rentables.

Con el software es posible tomar datos de los dispositivos y equipos disponibles en la infraestructura de un invernadero para generar algoritmos y analítica avanzada que permitan determinar indicadores tales como la conductividad de los suelos, la temperatura, la composición de la materia orgánica, entre otros. 

Para estos desarrolladores de software es cada vez más fácil generar estas soluciones porque el mercado de control y automatización es cada vez más abierto y permiten crear interfaces entre dispositivos de todo tipo y marca, incluyendo componentes de robótica que comienzan a ser también comunes en los invernaderos bajo esquemas de Internet Industrial de las Cosas (IIoT), según lo explicó en conferencia Daniele Spagnol, CEO de la firma italiana Spagnol SRL.

Lo que aún no queda claro, o no hay aún información suficiente, es sobre cómo estos sistemas se están incorporando en modelos digitales de cadenas de suministro, pero es de suponerse que conforme estos modelos maduren, las cadenas de valor de la producción de alimentos se enlazarán bajo esquemas de Industria 4.0, facilitando así la eficiencia alimentaria desde la detonación del requerimiento de la demanda, hasta el mismo origen de la semilla.

Estos esquemas serán indispensables en un mundo en el que el cambio climático se ha vuelto un reto para el agricultor y en el que el crecimiento demográfico exigirá modelos más eficientes para dar de comer a toda la población.

Otros artículos de interés