Buscador Industrial

Industria Logística Logística disruptiva para acelerar a la industria

La implementación de tecnologías de última generación podría contribuir para hacer más veloz el flujo de mercancías en el mundo

La consolidación del comercio electrónico, el cambio en los hábitos de consumo y la necesidad de automatizar algunos procesos industriales para no detener operaciones y como medida para cumplir con la sana distancia, han acelerado la digitalización del sector logístico desde el año pasado.

Lo mismo si se trata de servicios de almacenaje y transporte para plantas de manufactura o de operaciones logísticas para el retail (online y offline), la llegada de la pandemia provocó que diversas empresas de logística voltearan hacia los ecosistemas Logtech (tecnología + logística) con el objetivo de hacerle frente a la creciente demanda de sus servicios, así como para solventar las nuevas necesidades del mercado.

En este sentido, Manuel Nieblas, líder de Productos Industriales y Manufactura de Deloitte México afirmó en su informe La industria 4.0 y los Centros de Distribución:

La implementación de las tecnologías de la Industria 4.0 en los Centros de Distribución impulsará un cambio en ellos, que abarca desde la reconfiguración de sus fuerzas de trabajo para la gestión hasta el análisis, la seguridad y el manejo
de datos.

Lea también: Economía mexicana: El Gran Bajío, opción para invertir en México

Por ejemplo, dentro del transporte terrestre, soluciones como la de los contenedores inteligentes han ganado terreno, dado el contexto. También conocidos como smart containers, son contenedores o pallets con sensores especializados, lo que permite el seguimiento automatizado de la mercancía.

Cargomatica, compañía que ofrece este tipo de soluciones a través de una aplicación, incluso ha dado un paso más allá y actualmente también ofrece servicios de conexión entre conductores (tipo uber) y dueños de carga.

Otra de las empresas del sector que se ha valido de tecnologías asociadas a la Cuarta Revolución Industrial o Industria 4.0, como también se le conoce, es Flexport, firma que provee servicios de carga y aduana basándose en una plataforma digital asociada a la nube.

La compañía con sede en San Francisco, California, atiende a clientes instalados en más de 200 países, a quienes les ofrece soluciones de transporte marítimo, aéreo, así como por camión y ferrocarril; todas respaldadas por su “plataforma de software”, como advierte en su página web.

Este año Flexport ingresó a la lista CNBC Disruptor 50, la cual reconoce a las empresas que salieron de la pandemia con modelos de negocio y tasas de crecimiento asociados a nuevas tecnologías.

 

Almacenamiento

Con el aumento en los volúmenes de materiales y componentes dentro de las plantas de manufactura, además del crecimiento del comercio electrónico, el almacenamiento pasó de ser una tarea de administración de lugares físicos a una gestión que requiere de controles complejos de almacenaje y abastecimiento de materiales y productos que están en constante movimiento.

Para satisfacer estas nuevas necesidades se han desarrollado soluciones relacionadas con nuevas tecnologías. Una de ellas es la basada en las plataformas WMS (Warehouse Management Systems), softwares desarrollados para la administración y control inteligente de almacenes.

El WMS, conocido también como Software SGA, es un sistema que concentra y optimiza las operaciones de almacenamiento, desde la entrada del producto hasta su salida.

Asimismo, esta tecnología es ideal para tareas de mantenimiento de stock e incluso hay softwares de este tipo que permiten conocer y gestionar las unidades en tránsito.

Concretamente, los softwares SGA son utilizados por diversas empresas para gestionar el movimiento de los materiales; para identificar y controlar la mercancía mediante códigos de barras o RFID; para optimizar el espacio en los almacenes; para planificar, gestionar y seleccionar las mejores rutas para los distintos flujos de mercancía, y para el control avanzado de equipos automatizados.

En lo que respecta a los nuevos modelos de paquetería para sectores como el de retail, la pandemia y el aumento del comercio electrónico derivado de la crisis sanitaria aceleraron su adopción a nuevas soluciones tecnológicas.

En este sector, empresas como Rappi aprovecharon la oportunidad al ofrecer servicios de paquetería de “última milla” bajo demanda.

Gojek, aplicación similar a Rappi, también extendió su cartera de servicios a sectores como el financiero y actualmente es una de las empresas más exitosas de su segmento.

“Es crucial que los líderes de las organizaciones evalúen de forma proactiva el impacto de las tendencias de distribución y los beneficios potenciales de la utilización de las tecnologías relacionadas con la Industria 4.0, ya que esto puede permitirles planificar de manera más efectiva cómo alcanzarán sus objetivos futuros en un mercado que estará cambiando rápidamente durante la próxima década", subraya el especialista de Deloitte México.

Logística mexicana

Si bien existen regiones con ecosistemas manufactureros mucho más automatizados que los de Latinoamérica, como los de Europa Occidental y Europa Nórdica — las dos regiones con las producciones más automatizadas del mundo de acuerdo con el último reporte de la Federación Internacional de Robótica —, en lo que a logística respecta, México es un ejemplo de fortaleza en su zona.

Y es que la nación azteca se ubica en el séptimo lugar del Índice de Logística en Mercados Emergentes, esto de acuerdo con la evaluación de Agility Public Warehousing Co, firma que desde 2008 califica a las cadenas de suministro de las 50 economías emergentes más importantes del mundo, considerando factores como los de oportunidades de logística interna; circunstancias logísticas y de rendimiento en el mercado internacional de cada nación, así como fortalezas y debilidades comerciales.

En Latinoamérica, México ha sido el país mejor evaluado desde hace ya varios años, seguido de Chile, que este año se ubicó en la posición 12, y Brasil clasificado en el puesto 16.

A estas naciones les siguieron en sitios más atrás Uruguay (23), Perú, (25), Colombia (27), Ecuador (35), Argentina (36), Paraguay (43); Bolivia (44) y Venezuela, en la última posición del índice global.

Lea también: Economía mexicana:  Crisis de contenedores rompe la cadena de suministro

“México aumentó su volumen de exportaciones. Esto fue particularmente el caso en el sector automotriz, mientras que las remesas también se aceleraron”, indica el reporte, donde además se destaca al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) como una gran fortaleza. No obstante, también advierte que en caso de que este llegara a fracasar amenazaría a una proporción significativa de la economía mexicana, la cual tiene poco margen de maniobra.

Si bien México cuenta con ventajas logísticas en comparación con otros países de la región, existen zonas que, de fortalecerse, se podrían incluso convertir en nodos logísticos.

“Monterrey tiene una posición privilegiada desde el punto de vista logístico (…) tienen una infraestructura de primer mundo, porque el recinto aduanero de Colombia es de primer orden, pero falta infraestructura tanto ferroviaria como de carretera para poder desplegarse y ahí puede haber algo interesante para desarrollarse”, menciona Luis Masse Torres, asesor de Logistics World Summit & Expo, en entrevista para El Financiero.

Además del fortalecimiento de la infraestructura de regiones como la del norte del país o el Bajío —otra de las zonas geográficas con mayor actividad industrial—, la adopción de nuevas tecnologías asociadas a la Industria 4.0 en las cadenas de suministro de las empresas nacionales sería otro catalizador.

“Las tecnologías de la industria 4.0 pueden permitir que los Centros de Distribución evolucionen para satisfacer las nuevas demandas puestas sobre ellos, al tiempo que mejoran la productividad y reducen riesgos, realizando un trabajo mucho más fiable y consistente”, asegura Manuel Nieblas, directivo de Deloitte.

Compartir via:

Otros artículos de interés