Buscador Industrial

PRODUCTIVIDAD Un fin en mente

¿Por dónde me voy?, pregunta Alicia
¿A dónde vas?, responde el gato
¡No sé!, contesta Alicia
¡Entonces da lo mismo!, responde el gato

En toda jornada siempre hay un primer paso, una primera piedra en un edificio, un primer beso en una relación o una primera idea en un negocio, y esa idea, paso u objetivo, marcará la pauta de a dónde nos dirigiremos, es ahí donde comienza el Productivity Management System (PMS), preguntando a dónde vamos como organización.

Esa pregunta siempre será un reto y en ocasiones tratamos de expresarla con un texto “romántico” que nos diga a donde ir, si bien Acckoff o Drucker nos han enseñado mucho de la planeación estratégica y de la importancia de la misión y visión, ese modelo podría haber quedado atrás, ya que en los últimos años apareció una nueva forma de expresar la misión y objetivos de una forma novedosa, numérica, corta, entendible y diría que hasta divertida, hoy a esto se le conoce como el CBN (Compelling Business Need) y este es el primer paso para desplegar un Productivity Managmeent System efectivo.

El CBN significa "Necesidad empresarial convincente" y es una visión numérica que nos permite entender en todos los niveles de la organización los objetivos operativos y comerciales relevantes y de los cuales realmente depende la organización para llegar al siguiente nivel, y no me refiero a un siguiente nivel de novela sino un siguiente nivel real, este concepto no fue definido dentro del PMS desde el inicio, cometimos errores de los cuales aprendimos, por ejemplo, en 2010, cuando el PMS aún era muy joven describimos la misión del equipo de operaciones como:

“…Ser la operación preferida de la región, suministrando productos de calidad sobresalientes al precio más competitivo, asegurando una ágil respuesta al mercado, a través de un equipo talentoso y comprometido que trabaja en un ambiente seguro...”

Lo cual representa el texto típico que en muchas organizaciones colocan para comunicar las principales preocupaciones del año en cuestión, sin embargo era muy “romántica” para que realmente comunicara algo a todos los colaboradores, ya que no importaba en dónde lo pusiéramos o cómo lo comunicáramos, no todos lograban captar o recordar hacia donde nos dirigíamos, fue así que para el despliegue en la planta de Costa Rica cambiamos de estrategia aplicando esta técnica del CBN por primera vez creando el programa 101, el cual rezaba ser:

1.- La fábrica Lider de la región, con
0.- Accidentes, producto no conforme, desperdicio, incumplimiento de volumen, errores de entrega y de inventario y
1.- solo equipo

Esta forma de expresar nuestros objetivos logró un sentido de colaboración nunca antes visto y permitió que todos tomaran el 101 como una bandera de la operación  “Tica”, ser 101 era ser algo más de 100%, era dar un poco más y logró hacer que todas las áreas, departamentos y pesonas entendieran que el PMS se creaba para lograr ese 101 por ciento.

Posteriormente usamos otros CBN en la región que fueron igual de poderosos, que permitirieron crear un sentido de colaboración entre todos los integrantes de los equipos y alcanzar las metas, ese aprendizaje del CBN logró que cada operación encontrara un sentido de pertenencia y reto a vencer todos los días, comenzando así la búsqueda de un día perfecto.

Hoy puedo confirmar que los criterios utilizados para evaluar un CBN efectivo son:

  • Sencillo y fácil de entender: pocas palabras frente a párrafos
  • Dentro del control o al menos de la influencia de la organización
  • Específico, preciso, medible
  • Desafiante: Dificil pero alcanzable
  • Destaca la mayor necesidad de la organización
  • Plazo de 3-5 años para llegar a él

Un CBN permite expresar de forma numérica y visual las cifras vitales que busca un negocio o vertical del mismo, generando un correcto y rápido entendimiento de los principales objetivos que persigue una organización para crear, entre otras cosas, una tensión estructural que permita cuestionar siempre los resultados animando a toda la organización a alcanzar los objetivos y metas.

Estos CBN, cuando se acompañan de un adecuado arte gráfico, generarán un cambio cultural difícil de explicar por algunos y fácil de entender por otros, un CBN logra explicar los objetivos de la organización en todos los niveles.

Ahora es tu turno, ¿cómo expresas tu misión en tu organización?, ¿todos los colaboradores pueden comprender al 100 los objetivos que perseguirán?, ¿tu misión sigue siendo un texto aburrido complejo de entender y recordar?, si es así, creo que tienes una primera tarea, colocar un CBN.

Usa tu creatividad, no te quedes en lo básico, conozco una empresa que al colocar su CBN define que hay que dar el +100, 1 solo equipo, 0 desperdicios y 0 accidentes, absolutamente todos los objetivos se desprenden de ese enunciado, el 1 solo equipo justifica las acciones de reconocimiento, recompensa, estandarización de tareas y acciones de capacitación; el 0 desperdicios representa la razón para hacer eventos kaizen, la razón de medir las pérdidas y la forma de reducir y eliminar los desperdicios; y el 0 accidentes permite a todos los colaboradores comprender la importancia del estándar visual y el activar los recorridos “genba” para identificar oportunidades de seguridad en piso.

Todo comienza con un fin en mente, el CBN representa la ilustración conceptual de nuestros objetivos.

Compartir via:

Otros artículos de interés