Buscador Industrial

HERRAMENTALES El modelo de clúster impulsa a la industria

Mediante integración y capacitación continua en las empresas que la conforman, esta asociación ha elevado la calidad de producción que le demandan diversos sectores.

Ante la carencia de una industria formal de herramentales, la cual pudiera darle respuesta a la demanda de diversos sectores, cuyo crecimiento exponencial requería la importación de cerca del 95% de sus productos, a iniciativa del Clúster Automotriz de Monterrey (CLAUT), hace dos años se constituyó el Clúster de Herramentales.

Alfonso Peña, Director, Clúster de Herramentales de Monterrey

En su corto periodo de trabajo, este organismo ha logrado —mediante la integración, el impulso y la capacitación—, apoyar a empresas proveedoras nacionales para sentar las bases de un proyecto destinado a beneficiar a la cadena de valor de la industria mexicana.

Aunque prácticamente su misión recién comienza, gracias a la labor realizada por el Clúster, en la actualidad se importan 5% menos de insumos que hace un par de años y —ante la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC)— se prevé que surgirán grandes oportunidades de negocios para las empresas pioneras que confiaron en un proyecto visionario al unir sus esfuerzos de manera sistemática.

Durante una charla sostenida con Alfonso Peña, director del Clúster de Herramentales, retrocedimos en el tiempo para tratar de entender lo complejo que resultó acoplar la visión de más de una decena de empresarios hacia un objetivo común: unirse a través de una asociación civil sin fines de lucro, para elevar el nivel de competitividad en la industria de herramentales.

Nuevos caminos
“Al hacer un millón de piezas, necesitas un herramental, así que es la base de la industria, pero en México no tenemos ese segmento, pues nunca se desarrolló. En el país solo el 5% de lo que se consume se produce internamente, por lo cual queremos que baje el 95% de lo que se importa”, señalaba Manuel Montoya Ortega, director del Clúster Automotriz de Nuevo León, en 2018 cuando decidió impulsar la integración del Clúster de Herramentales, el cual arrancó con menos de la mitad de las empresas que actualmente lo conforman.

Sin embargo, la cimentación del proyecto comenzó algunos años atrás, como lo advierte el actual director del Clúster de Herramentales.

“Hace cinco años se le presentó un proyecto a la Secretaría de Economía, a través del cual se planteó que, si destinaba un fondo de apoyo para la compra de herramentales —los cuales serían colocados en Tiers de origen mexicano—, por cada peso invertido se lograría una integración nacional 10 veces superior.

Bajo esta premisa y ya constituido el Clúster, se consiguió un apoyo federal de 30 millones de pesos, además de que las Tiers 1 invirtieron 31 millones adicionales.

En poco tiempo los herramentales representaron una integración de poco más de 2 mil 200 millones de pesos.

De esta manera, el 16 de marzo de 2018, se constituyó formalmente el Cluster de Herramentales con 15 miembros fundadores.

En busca de sinergias
A diferencia de otros organismos integrados por miembros de diversos sectores de la industria, el Clúster de Herramentales en la actualidad está compuesto por 41 empresas, cuya característica en común es que todas pertenecen a la industria de herramentales.

Además, esta asociación mantiene una vinculación con la academia, los centros de investigación e incluso con algunos órganos del gobierno, todos trabajando de la mano para elevar el nivel de competitividad de las empresas.

“A nosotros no nos interesa ser contrapeso del gobierno como otras cámaras y asociaciones. Lo que buscamos es colaborar y hacer sinergia para elevar el nivel de competitividad.

Nuestros asociados pueden hacer uso de toda la parte de formación y capacitación que ofrecemos a través de diversos programas, los cuales son únicos por ser elaborados para cada empresa, de acuerdo con sus necesidades específicas.

Otro punto importante es la vinculación y las oportunidades de negocio que se les brinda a nuestros miembros para que puedan incrementar su capacidad y sus ventas. Todo esto se logra, entre otras cosas, con la implementación de estándares de competencia dirigidos al personal con experiencia en herramentales, al cual se le certifica”, señala Alfonso Peña.

Cabe señalar que las empresas dedicadas a producir herramentales en México anualmente mueven cerca de 6 mil millones de dólares, pero al haber comenzado a trabajar guiadas por un Clúster crearon mayores oportunidades de negocio y todo se desprende de la forma en cómo está organizada la propia asociación.

“Algo que nos hace distintos a otros clústeres es que nos manejamos a través de comités de trabajo, donde cada empresa debe tener un representante.

Dentro de la planeación que hicimos cuando se conformó el Clúster, se detectó que en la industria de herramentales era prioritaria toda la parte de formación y capacitación de la gente. De hecho, dos comités están enfocados al desarrollo de personal técnico, de ingeniería, diseño y simulación. Un tercer comité se encarga de integrar a los miembros a nivel nacional; en tanto que el cuarto comité busca apoyar a nuestros miembros mediante los financiamientos e incentivos gubernamentales que existen. Como asociados, mensualmente nos reunimos en cada uno de los comités para compartir mejores prácticas y necesidades que van surgiendo”, indica Alfonso Peña.

En este sentido, todas las acciones y los proyectos desarrollados en el Clúster de Herramentales obedecen a una necesidad en común —de por lo menos cinco empresas— que al ser detectada requiere de soluciones, las cuales surgen de la mano de expertos o mediante el conocimiento compartido por el Clúster de Herramentales Portugal o bien por la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria (CAMEXA), organismos con los cuales se tienen establecidos convenios de cooperación.

“El año pasado, junto con ocho de nuestros asociados, hicimos una visita a nueve de las empresas que conforman el Clúster de Portugal, así como a sus centros de investigación. El objetivo fue conocer cómo se manejan.

Por otra parte, con la Cámara Mexicano-Alemana de Comercio trabajamos toda la parte del programa de educación dual y así logramos avalar los cursos que impartimos en la escuela, para que los muchachos puedan egresar con una certificación alemana”, advierte el director del Clúster de Herramentales.

Retos y oportunidades
Una de las pruebas de fuego que ha tenido que sortear el segmento de herramentales se presentó con la restricción impuesta por el Gobierno Federal para que la gran mayoría de las industrias dejara de operar en la etapa más complicada de la pandemia de coronavirus Covid-19 que sacude al país.

Al detenerse la producción de los sectores automotriz y electrodoméstico, se estima que entre abril y mayo las grandes compañías fabricantes de herramentales tuvieron una afectación en el 30% de su producción; en tanto que las empresas pequeñas y medianas, enfocadas en brindar servicios de ingeniería y digitalización de herramentales, al estar más diversificadas en sectores como el médico y de enseres domésticos, registraron disminuciones cercanas al 20%.

A pesar del impacto negativo, la situación podría revertirse en breve ante la nueva ruta que marca el comercio de bienes y servicios a nivel global, como lo vislumbra Alfonso Peña.

“La aparición de Covid-19 provocó que se rompieran algunas cadenas de suministro, como fue el caso de las asiáticas. En nuestro país se presentaron situaciones que obligaron a detener la producción ante a falta de componentes asiáticos, lo cual propició que muchas empresas replantearan su dependencia con Asia.

El resultado es que ahora los compradores ya no solo toman en cuenta el beneficio en el precio total del herramental, sino que además contemplan el riesgo de esperar a que se fabrique para después trasladarlo desde la región asiática”, subraya.

La buena noticia es que, con la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), las nuevas reglas de origen que conlleva la producción entre los tres países permiten que las empresas nacionales relacionadas con los herramentales incrementen sus oportunidades.

“Al aumentar el porcentaje de integración nacional, en los próximos años las empresas establecidas en la región buscarán mayor proveeduría local y en la parte de competitividad, así como en costos, México saldrá beneficiado.

Frente a otras naciones más desarrolladas, nuestro país tiene una gran ventaja, la cual radica en la disposición de su gente para fabricar herramentales.

Por el contrario, está el caso de Canadá —un importante productor de herramentales— cuyas generaciones se están yendo a otras carreras más enfocadas a la tecnología y no tanto a la fabricación de productos.

En México existe una mano de obra joven dispuesta a trabajar directamente en las máquinas. No obstante, se requiere de capacitación para formar a la gente, pues en la gran mayoría de los casos no tiene el conocimiento especializado”, destaca el director del Clúster de Herramentales.

De la misma manera en que se plantea el despegue de la industria nacional ligada a los herramentales también se prevé el arribo de empresas chinas al territorio mexicano, algo que, lejos de resultar una preocupación, se vislumbra como un gran aporte para robustecer a un sector que importa el 90% de sus demandas de productos.

“Se va a dar que compañías chinas y coreanas se trasladen a México, pero nosotros vemos esto como una oportunidad, pues al haber más empresas dedicadas a fabricar herramentales, entonces surgirá una mayor necesidad de personal capacitado y de materiales. Sin embargo, al ser tan grande el mercado, difícilmente impactará negativamente a las empresas que ya están en México.

A decir verdad, si se incrementa el número de empresas, entonces se robustecerá a la industria local de herramentales.

Como Clúster, estamos identificando algunos nichos que prácticamente no son atendidos en el mercado nacional, es el caso de la fabricación de troqueles de más 25 de toneladas, los cuales no se han desarrollado en nuestro país. Así que sería importante que alguna compañía especialista en este rubro decidiera instalarse en México, lo cual como productores nos haría más fuertes”, concluye el directivo.

 

Compartir via:

Otros artículos de interés