Buscador Industrial

Herramientas adecuadas para el fresado de aluminio en la industria automotriz Con la incorporación de un mayor número de componentes de aluminio, la industria automotriz está enfrentando el dilema del peso con miras al ahorro de combustible.

Una reducción de 10% en el peso del vehículo puede conducir a un ahorro de combustible del 6 al 8%, por tal motivo, los fabricantes recurren cada vez más al aluminio. Pero las aleaciones de este material requieren un mecanizado complejo, costoso y con varias herramientas que necesitan configuraciones con alto consumo de tiempo. Además, los acabados superficiales suelen ser inferiores, con una formación de rebaba y, en el caso de las herramientas, un desgaste inconsistente.

Para enfrentar este reto, el fabricante de herramientas Sandvik dio a conocer varios diseños de fresas patentados, incluida la M5C90, una herramienta de fresado superficial para desbastar y dar acabado a culatas y bloques, así como piezas de aluminio sólido con operaciones largas de fresado.

Lea también: Invierten 180 mdd para primera planta de vehículos
tácticos

La idea fue crear diseños para realizar todo el proceso de maquinado, desde el desbaste hasta el acabado en una sola operación y, en muchos casos, con una profundidad de corte axial de hasta cuatro milímetros.

La vida útil de la herramienta se puede multiplicar por cinco en algunos casos, mientras que el tiempo ciclo se reduce 200% gracias al incremento en la
velocidad de corte.

Una característica clave de la serie de cortadores M5 es la tecnología escalonada, pues los insertos de diamante policristalino (PCD) están dispuestos en espiral y escalonados verticalmente para eliminar el material de la pieza de trabajo, tanto axial como radialmente.

El último diente ofrece una geometría de leva para lograr superficies planas de alta calidad. Además, la posición fija del borde de corte de la leva elimina la necesidad de configuraciones que consumen mucho tiempo.

La serie M5 incluye la M5Q90, un concepto de fresado tangencial para desbaste; la fresa superficial y de reborde M5R90 de gran estabilidad; la M5F90, una fresa combinada para desbaste y acabado en dimensiones más pequeñas; y la fresa superficial M5B90 para un acabado fino.

Con la fresa M610, la compañía sueca también ofrece una solución de fresa para el acabado de bi-metales o materiales compuestos de aluminio y hierro fundido gris. El concepto, que ofrece altas velocidades de alimentación sin astillado, formación de rebaba o arañazos en la superficie, tampoco requiere instalación ni ajuste de los insertos.

Debido a que las aleaciones de aluminio ayudan a resolver el dilema del peso en la industria automotriz, la gama completa de herramientas fresado de aluminio de Sandvik ayuda a los fabricantes a cumplir con éxito estas nuevas necesidades del mercado.

 

Otras noticias de interés