Buscador Industrial

Oportunidades de Proveeduría El reshoring y el reto para la industria de exportación en Nuevo León
El reshoring y el reto para la industria de exportación en Nuevo León

Además de ser el estado de la República con mayor atracción de IED, puede traer proyectos para la producción de ensambles, subensambles o productos terminados

Para muchas empresas de manufactura establecidas en territorio mexicano, la iniciativa de reshoring generada en Estados Unidos con la intención de estrechar nuevamente las distancias de las cadenas de suministro podría traducirse en muy buenas oportunidades para atraer nuevos proyectos, sobre todo en los meses por venir, cuando se espera que la producción en México se recupere del duro golpe asestado por el COVID y por la caída de la industria automotriz, donde las importaciones de estadounidenses provenientes del vecino del sur cayeron de 14.7 a 14% de 2019 a 2020, según datos de la empresa consultora Kearney. Difícil, pero esto es temporal.

Datos del INEGI mostraban a finales de 2021 una proyección de crecimiento para las exportaciones hacia el cierre del año con respecto a 2020 (491,574 contra 416,999 mdd). El crecimiento es observado en nuevos proyectos de la industria automotriz que preparan líneas de producción para modelos 2023 y 2024, mismos que ya están en proceso de preparación en algunos de los Tier 1 y 2 establecidos en suelo mexicano.

Lea también: La pandemia revolucionó a la logística en México

Una de las entidades más atentas a este fenómeno comercial es Nuevo León, pues además de su posición fronteriza con Estados Unidos, es emblema de la producción industrial en el país, fuerte en manufacturas de acero y en sectores como el automotriz, aeroespacial, de electrodomésticos y dispositivos médicos.

La manufactura representa 64% de la
actividad económica neolonesa y más de 9% de las exportaciones nacionales. 

Con 18.5 mmd, Nuevo León es el estado de la República con mayor atracción de inversión extranjera directa (IED). Con ello, sobra mencionar lo atractivo que es para las intensiones de relocalización de manufactura, no solo para empresas estadounidenses, sino también para europeas y asiáticas.

Teresa Galindo, directora de la sede en Nuevo León del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y de Manufacturera de Exportación (Index), confirma que ya hay muchas evidencias de empresas que están buscando colocar operaciones en México, ya sea propias o bajo un esquema de proveeduría. La intención no es un secreto, “buscan tenerlas cerca de Estados Unidos, ya sea para industrias como electrónica, automotriz o médica, por decir las más importantes”.

La información de INDEX coincide con lo recopilado por la firma Kearny en una encuesta realizada en marzo de 2021 a 120 ejecutivos de empresas de manufactura en Estados Unidos, en la que 41% indicó que ya han reubicado parte de su producción en su país.

La encuesta indicó que prácticamente la mitad de los empresarios coincide con las políticas públicas de reubicación, proceso que iniciaron casi de manera obligada a partir de la interrupción de las cadenas de suministro causadas por el COVID, lo que les ha ayudado a constatar los beneficios de producir en casa y aquellos derivados de la diversificación de las cadenas de suministro.

Pero es de destacar que reducir la dependencia de China es el primer paso, pues muchos de los entrevistados prevén mayores ventajas si llevan el reshoring a tierras mexicanos o canadienses.

Capacidades Diversas

Galindo, quien antes de dirigir INDEX ocupó varios cargos en empresas exportadoras de la entidad y en el Monterrey Aeroclúster, explica que son muchos los componentes que se pueden fabricar en aquella entidad para favorecer las ventajas buscadas por el reshoring, además de productos metálicos y de plástico en general, se debe buscar fabricar componentes tales como subensambles electrónicos, partes de motores, dispositivos médicos entre otros. “Principalmente tenemos industria automotriz, electrodomésticos y refrigeración, metalmecánica, pero también tenemos crecimiento en electrónica, dispositivos médicos y plástico”.

Monterrey, capital del estado, se ha desarrollado y destacado en la producción de alta tecnología, razón por la que Galindo advierte que no es fortuito que empresas de gran envergadura tengan planes de inversión en la localidad, tal es el caso de Corning, que en 2022 cuenta con un proyecto de una nueva planta para la fabricación de fibra óptica.

Un detonador de la manufactura de alta tecnología ha sido el Parque de Investigación e Innovación Tecnológica (PIIT), fundado en 2006 y situado en el municipio de Apodaca, muy cerca del aeropuerto, el cual es producto de la visión de Jaime Parada, ex director de Conacyt, y de un equipo de trabajo cuya visión ha sido la de generar una cultura de innovación y competitividad a partir del desarrollo de la ciencia y la tecnología.

En la actualidad, según datos compartidos por Index, 60% de las empresas en la región son de capital estadounidense, y el resto se dividen en capital japones,
alemán, frances, canadiense y chino,
entre otros.

En el caso de estos últimos, destaca el parque industrial Hofusan, que se comenzó a construir en 2017 sobre una superficie de 8.47 km2, a partir de un acuerdo de cooperación entre los gobiernos del estado de Nuevo León y la provincia China de Zhejiang. Se espera que en el parque se instalen al menos 10 empresas chinas para abastecer a las industrias que operan en esa zona del noreste mexicano.

Ganar-Ganar

Galindo explica que la labor de Index para mantener la atención de inversionistas y de fabricantes en Nuevo León incluye el trabajo con organismos internacionales, así como Consulados, los cuales les apoyan para traer misiones comerciales con dos finalidades, “explorar la inversión en el estado y para colocar sus productos también. Esta relación ganar-ganar les genera mayor confianza, pues también funciona como un modelo de softlanding que les permite entender cómo funcionan las cosas en México, sobre todo, en el mercado laboral”.

De esta manera, se realizan enlaces permanentes entre los asociados de Index y las empresas interesadas en traer inversiones, lo que se traduce en una promoción a partir de casos y proyectos reales.

Lea también: Regionalización, clave para hacer de México un exportador tecnológico

Al detectar necesidades específicas de empresas del exterior participantes en estas misiones o actividades de relacionamiento, de inmediato construyen ligas con las capacidades de las empresas en la región. De ahí, se generan los proyectos para producción de ensambles y subensambles.

“Identificamos a los socios que puedan realizarlo, los conectamos con el posible cliente e incluso, en caso de ser necesario, les damos asesorías sobre cómo presentar la información, lo que por lo regular considera aspectos como capacidad disponible, calidad de la mano de obra, certificaciones obtenidas (tanto para temas de calidad como para gestión de recurso humano) e incluso proyectos de responsabilidad social”.

En complemento de lo anterior, Index también cuenta con una serie de foros, cursos, talleres y seminarios, relacionados con diversos campos importantes para una empresa exportadora, como son comercio exterior, logística, cumplimiento con normatividades comerciales existentes y actualizaciones en temas de coyuntura, como marco laboral, tributación, aranceles o aspectos relacionados con el TMEC y, ahora muy importante, el COVID-19.

“Por ejemplo, en el marco del TMEC, recientemente surgió la necesidad de legitimar los contratos colectivos ante la Secretaría del Trabajo. A finales de 2021, tuvimos un acercamiento con el personal de la embajada y del consulado de Estados Unidos, así como con agregados laborales, que nos ayudarán a cumplir con estas actualizaciones. Algo que me da mucho gusto es que las empresas están deseosas de cumplir”.

Lo importante, agrega Galindo, es estar preparados para las oportunidades por venir, pues es un hecho que la manufactura está reconfigurándose, y expone como ejemplo al fabricante de automóviles KIA, instalada en el municipio de Pesquería en 2015, desde donde están armando vehículos y que sigue construyendo su cadena de proveeduría local.

Cuestión de Talento

El desarrollo intelectual y de mano de obra es un fundamento estratégico para traer manufactura. Teresa Galindo afirma que es la razón por la que cuentan con programas de vinculación entre empresas y Universidades, asegurando que los egresados adquieran conocimiento de las necesidades reales del mercado, acorde muchas veces a proyectos en marcha.

“Es más fácil sumar voluntades a una iniciativa que de las voluntades crear la iniciativa. La industria evoluciona de manera constante. Muchas empresas tienen programas de practicantes bien estructurados, los cuales les facilitan contratarlos y asegurar así la contratación de personal bien entrenado”.  

Del estado egresan cada año más de 21 mil técnicos, 20 mil estudiantes de licenciatura, 8 mil ingenieros y mil con grados de maestría y doctorado.

El reshoring es sin duda una ventana de oportunidad, Nuevo León es una de las entidades con mayor oportunidad para traer proyectos para la producción de ensambles, subensambles o productos terminados. Index jugará un papel fundamental en esta tarea, todo está en mantener sus fortalezas, hacer una promoción adecuada de las capacidades disponibles y centrar la atención en el capital intelectual y la agregación de valor.

Otros artículos de interés