Buscador Industrial

TECNOLOGÍA Habilidades digitales requeridas para un mundo digital

Desarrollar buenos gerentes, operadores y administradores en las empresas medianas es todo un desafío y muy diferente si se compara con las empresas grandes. No es un secreto que en México las empresas medianas están, la mayoría, lideradas por sus fundadores, cuya cultura es el elemento clave para la conexión entre empleados o la implementación de sistemas de operación.

Muchas de las empresas medianas se encuentran en estos momentos, y por necesidad, en una transformación digital que no tendrá éxito a largo plazo si aquellos que van a utilizar la tecnología día a día no conocen a fondo los nuevos sistemas y están convencidos de sus beneficios.  

Las empresas grandes tienen recursos para implementar sus reglas y sistemas de trabajo e incluso sus tiempos de capacitación, pero en las empresas medianas generalmente se está, digamos que escasamente administrado, todos hacen de todo. 

En la medida en que las empresas crecen se aumentan los empleados y tiende a diluirse el proceso de capacitación lo que a menudo nos lleva a depender de procesos informales para el desarrollo de talento,

Desde el director hacia abajo, se tiene el tiempo lleno de responsabilidades diarias y no mucha capacidad para asumir tareas que no impulsan el trabajo continuo y del día. Pues ahora, la situación se pondrá peor.

Los empleados de todos los niveles en la industria manufacturera deben preveer que las habilidades digitales se están convirtiendo en el elemento más importante para asegurar su trabajo.

Según cifras del INEGI, en 93% de los diferentes tipos de trabajo en la industria se requiere habilidades digitales esenciales, por ejemplo, utilizar herramientas básicas de productividad como hojas de cálculo, base de datos, herramientas de reuniones en línea, software para un trabajo en específico, obtención y análisis de información o manejo de internet.

Siguiendo con cifras del INEGI, el 28% de los empleados en las plantas de producción son personas mayores que tienen tiempo trabajando en la empresa pero que no han crecido con la tecnología e internet y tal vez tienen poca motivación para aprender nuevas habilidades o no están muy convencidos de los beneficios de la tecnología en su trabajo operativo. Por otro lado, en la industria mexicana existen 120,000 empleados entre 20 y 30 años que tienen ciertas habilidades digitales, pero carecen de conocimientos sólidos sobre el manejo de tecnologías, que, aunque aprenden más rápido que la gente mayor, aún así se enfrentan a múltiples desventajas.

Mientras más tecnología se implemente en las empresas, la brecha digital se volverá aún más profunda.

Tan importante es la tecnología como las personas que van a interactuar con ella, hay que tener en cuenta que si bien la transformación digital hace que las empresas sean más rentables, productivas y competitivas, también se debe mejorar la experiencia de los empleados y sobre todo la comprensión del valor de la tecnología.

En la mayoría de la empresas medianas siempre surgen excusas comprensibles como la falta de recursos (no podemos pagar a los empleados un curso), falta de tiempo (no tenemos personal suficiente para enviarlos a un curso o parar el trabajo), no somos Mercado Libre (no creo que sea tan necesario). No se pueden desestimar estas objeciones, pero el solo hecho de pensarlas reflejan una realidad.

Las empresas se benefician enormemente de los programas de desarrollo y capacitación, y el proyecto no tiene que estar fuera del alcance económico, aunque sí tiene que cubrir las necesidades; inclusive con la ayuda de sus proveedores de tecnología, la mayoría ya lo tiene contemplado en la venta.   

Hay que concentrarse en escalar y no solo en crecer, en general cuando pensamos en el crecimiento lo vemos en términos lineales, una empresa adquiere nuevas personas y tecnología en la medida en que aumentan sus ingresos; en el escalado se produce cuando los ingresos aumentan sin un aumento sustancial de los recursos.

Esto es lo que está pasando en los tiempos de postpandemia, muchas empresas disminuyeron el número de empleados y ahora que regresaron están generando los mismos productos con menos personas y así se ha ido todo el año 2021, están escalando, pero no creciendo; por eso es importante en estos tiempos el que todos los empleados sepan hacer de todo, bien hecho, porque ya se capacitaron. 

Otro punto de vista es el empoderamiento del empleado mediante la capacitación, lograr que tenga la capacidad de asumir nuevas responsabilidades, de esta forma se benefician los altos y los bajos mandos porque los gerentes aumentan sus actividades lidereando el negocio en lugar de estar supervisando el negocio. Se mejoran las capacidades de la empresa en su conjunto. 

Todas las empresas tienen que adaptarse, pero en particular las medianas porque son vulnerables a las grandes competencias, pero tienen la ventaja de que son potencialmente ágiles, y menos diversificadas para protegerse contra el impacto de las grandes y tienen menos burocracias, así como una toma de decisiones más rápida, lo que facilita la innovación y el cambio.

Por otra parte, la educación digital no solo es trabajo del empleador, es responsabilidad del empleado, el no tener habilidades digitales hace que sea más difícil encontrar trabajo o mantener su trabajo y los obreros empiezan a ser excluidos de un mercado laboral cada vez más dominado por roles habilitados por la tecnología.

Esta carencia no solo restringe las oportunidades, también tiene un impacto en el salario, a más habilidades mayor será la ventaja salarial

Para cualquier empleado de cualquier nivel, adoptar la tecnología digital, independientemente de la industria en la que se esté, se está volviendo inevitable y para las empresas encontrar la tecnología adecuada y las personas correctas para usarla de la manera más efectiva es vital para el éxito.

Es esencial que las empresas no asuman que existe un cierto nivel de competencia tecnológica al introducir nuevas tecnologías a los empleados, hay que hacerlos parte del proyecto para que asimilen los beneficios desde el principio y se implementen niveles de capacitación en los diferentes rubros.

En los mandos bajos de una empresa es frecuente encontrar pensamientos negativos ya predispuestos hacia la tecnología; pensamientos como que la tecnología puede causar problemas o que los costos no superan los beneficios; con la capacitación y el aprendizaje el personal logrará hacer su trabajo bien y sobre todo con orgullo de lo que hacen.

Si la tecnología que se está implementando en la empresa no hace que las responsabilidades diarias sean más simples o eficientes después de una “capacitación adecuada”, entonces la capacitación “no fue la adecuada”.

Compartir via:

Otros artículos de interés