Buscador Industrial

LOGÍSTICA Cadenas de suministro en el mundo post pandemia

Los procesos relacionados con el movimiento de mercancías entrarán en una etapa de digitalización casi obligada para reaccionar más rápido a posibles contingencias.

Los últimos 17 meses han dejado una clara advertencia sobre el grado de vulnerabilidad que las empresas de casi todo el mundo tienen en su estructura, estrategias de negocio y cadena de suministro.

Desde Diciembre de 2019, cuando la economía global se cerró, el impacto fue inmediato: restricciones de movilidad, escasez de productos de toda índole, sobre todo suministros médicos, incertidumbre sobre la salud personal y, aunado a todo esto, se inicia una guerra comercial entre Estados Unidos y China, sin contar hechos como los efectos del ataque al Capitolio, centro del a democradia estadounidense, y el dilema de Inglaterra frente al Brexit. 

Más adelante, para el mes de noviembre de 2020, la temporada de huracanes y ciclones del Atlántico arrasó ferozmente con parte de Centroamérica y en México soportamos grandes sequias, incendios, tormentas e inundaciones. El cambio climático reclamando nuestro gran descuido por la naturaleza.

El bloqueo del Canal de Suez afectó a 12% del comercio mundial, causando pérdidas por 8,000 millones de dólares por día.
MHI

Los problemas siguen sin acabar, la pandemia continúa con sus estragos como en el caso de India y lo único que faltaba, la guerra entre Gaza e Israel. Pero un problema que ejemplificó muy bien la vulnerabilidad de las cadenas de suministro fue el caso del buque Ever Given que encalló en canal de Suez.

Esa situación expuso la fragilidad de las cadenas de suministros globales. El buque bloqueaba una ruta por donde pasa 12% del comercio mundial, con estimado de pérdida de 8,000 millones de dólares por día.

Durante seis días, el mundo y las compañías navieras estaban cada vez más exasperadas; observaron cómo el comercio se reenviaba alrededor del Cabo de Buena Esperanza, en Sudáfrica, añadiendo más o menos diez días al tiempo de viaje y llevando a titulares sobre retrasos y escasez. Este incidente puso en el foco la medida en que las empresas no están preparadas para eventos de inesperados.

Una señal positiva de que el caos económico provocado por la pandemia esta llegando a su fin es el reciente Informe Anual de la Industria 2021 sobre Tecnologías Disruptivas de la Cadena de Suministro presentado por John Paxton, CEO de la Asociación de Manejo de Materiales, Logística y Cadena de Suministros, conocida como MHI, y el Consultor en Supply Chain Management, Thomas Boykin, de Deloitte Consulting, además de un panel de expertos, el pasado abril en el marco electrónico de ProMatDX.  

El reporte muestra un análisis sobre cómo los profesionales de la cadena de suministros han respondido durante el último año a la situación que creó la pandemia.

Se realizó una encuesta a 1,000 líderes de empresas de cadenas de suministros e industriales de manufactura de varios países, incluyendo América Latina, en la cual 49% de los respondientes aseguró que en sus empresas se ha incrementado y acelerado dramáticamente la inversión en tecnologías digitales con el objetivo de llegar a ser más responsivas ante imponderables en el futuro.

Entre las conclusiones más notorias del informe se percibe que la tecnología y, sobre todo, la digitalización de los datos son componentes centrales para alimentar las cadenas de suministros; pero también se dejo en claro que el factor humano es muy importante para ejecutar el trabajo de la próxima generación de cadenas digitales, las cuales se encontrarán en constante evolución y demandarán un apoyo externo a la tecnología.

Es por esta razón que Boykin de Deloitte Consulting calificó a las personas encargadas de los sistemas de información y el control de la cadena como “Atletas de la Cadena de Suministro”

John Paxton, CEO de MHI

Tiene razón en calificarlos de esa manera, hoy en día los cargos ejecutivos en las empresas han sido alterados, diversificado sus actividades y responsabilidades. Ellos ya no sólo ven los intereses de sus respectivos departamentos  pues, gracias a la tecnología, la información esta ahora interrelacionada entre los departamentos que integran la empresa, lo que obliga a los ejecutivos a ser más conscientes de lo que se necesita para maximizar el valor de la empresa.

Hoy, en la era de la información, el director de base de datos debe asegurar que la información sea relevante, y debe protegerla sin dejar de ofrecer acceso fácil a todos en la empresa. El Director de Sistemas es responsable del manejo de la tecnología de información y sistemas de computación de toda la compañía, mismas que ya están presentes en todas las áreas operativas.

De acuerdo con datos de Gartner Group, 84% de los directores de Sistemas han aumentado su influencia en las estrategias de negocio debido a que la tecnología es ahora esencial para hacer negocios. Ha dejado de ser el ejecutor del Back-end de tecnología para ser un estratega e influenciador de la dirección.

EL ESCENARIO ACTUAL
Las conclusiones del informe anotan que los datos y la tecnología son componentes centrales para alimentar las cadenas de suministro digitales y, por ende, se requiere de una serie de habilidades técnicas para cumplir con el objetivo.

Boykin, de Deloitte Consulting, asegura que las empresas que adopten las tecnologías digitales podrán responder de forma más rápida y eficaz a los desafíos para crear una ventaja sostenible que les permita prosperar en el mundo post-pandémico.    

John Paxton, CEO de MHI manifestó que 83% de los encuestados opinan que las cadenas de suministros digitales serán el modelo de negocios predominantes en los próximos cinco años, 22% cree que ya es un hecho en estos momentos y 12% ha decrecido su inversión debido a problemas con la pandemia. 

En cuanto a la inversión en tecnología como apoyo a la resiliencia de las cadenas de distribución, será enfocada de la manera siguiente:  54% a optimización de inventario y redes, 54% a computación en la nube y almacenamiento, 53% a robótica y automatización y 52% a sensores e identificación automática.

Cuando se trata de invertir en tecnología digital, 45% de los encuestados dice que sus empresas planean gastar más de 1 mdd en los próximos dos años y 12% planea gastar más de 10 mdd.

Entre las tecnologías analizadas en el informe, la de mayor adopción es la computación en la nube con 75%, algo muy natural porque es una tecnología de precio accesible y mucha utilidad por ser de uso cada vez más generalizado. En segundo lugar están las herramientas de inventario y optimización de la red que son del ámbito de las cadenas de distribución y tienen 44% de las respuestas, mientras que la identificación automática registró 42% de las preferencias.

La tecnología más probable que se adopte en los próximos cinco años es el análisis predictivo (48%), seguido de las herramientas de Internet de las cosas (46%) e inteligencia artificial (45%).

TECNOLOGÍA ÚTIL
Sin embargo, Paxton advierte que adoptar tecnología simplemente por la tecnología es una mala estrategia.  Asegura que muchas empresas se adentran en un túnel interminable en el mundo de la digitalización en lugar de cambiar su mentalidad, negocio, operación y modelos de clientes. "Es fundamental que vaya más allá de simplemente 'ser' digital."

Dado los acontecimientos tan traumáticos que vivimos los últimos 18 meses, es momento de analizar objetivamente cuales son nuestras necesidades en materia de tecnología y cuáles serán sus beneficios dentro de su empresa. Una inversión muy temprana puede ser tan perjudicial como una inversión tardía.

Un cambio de esta naturaleza requiere no sólo de equipos y software, requiere una organización y liderazgo cultural al interior de la empresa, que todo el capital humano participe del cambio y adopte las nuevas medidas. Después de todo, por más tecnología y dinero que tenga uno como empresario, sin su gente, no se logra nada. En mi opinión, ese es el verdadero valor de las empresas.

En un análisis final del reporte, el principal reto de la cadena de suministro para las empresas es contratar y retener trabajadores calificado y cualificado (52%), seguido de previsiones (48%) demandas de los clientes y tiempos de respuesta (47%). Boykin añade que las empresas están tomando estas medidas para prepararse hacia los grandes cambios que tendremos en los próximos diez años.

Compartir via:

Otros artículos de interés