Buscador Industrial

HORIZONTE TECNOLÓGICO México: tendencia impositiva en la manufactura de autopartes
México: tendencia impositiva en la manufactura de autopartes

Hoy México sobrevive industrialmente gracias al mercado de exportación. Durante los últimos cuatro años y antes de la pandemia, el crecimiento del sector de autopartes en nuestro país fue estimado en 3.3%.

Para el año 2020, el decremento fue de más del 50%. Las importaciones de Estados Unidos se mantuvieron constantes antes y después de la pandemia.

¿Qué significa esto en el impacto industrial? En realidad, mucho si lo analizamos a detalle. Las autopartes principales continúan siendo importadas al mercado mexicano para la producción fabril de los automóviles.

Esta relación entre autopartes de exportación fabricadas en nuestro país y autopartes de importación marca una balanza impositiva que daña el sector fabril. Es decir, que es factible que los componentes de importación tienen un grado de tecnología más avanzada y mayor valor agregado en comparación con la tecnología de mano intensiva que existe en México.

Pero esto no es todo, las empresas internacionales que están ubicadas en el territorio nacional tienen una clara estrategia y una tendencia cada vez mayor a integrar procesos automáticos de manufactura, los cuales son desarrollados e implementados por centros tecnológicos ubicados en el extranjero.

Es decir, que la verdadera transformación tecnológica y digital se está desarrollando fuera de nuestro país y nuestra participación es cada vez es menor ante esta desbordada velocidad y competitividad industrial e internacional actual... pero, ¿qué hacer?

La estrategia evidente y necesaria, es integrar en México procesos de transformación tecnológica y digital.

Las pequeñas y medianas empresas que están dedicadas a los grupos de componentes y partes son empresas de competitividad de bajo valor añadido, no solo por su modelo de manufactura, sino también por la competencia y oferta de precios castigados para ganar el negocio.

Bajo esta situación, difícilmente estas empresas podrán transformarse y subirse en este tren de tecnología internacional.

Para hacer el modelo más complicado, las oportunidades para poder participar competitivamente con precio, calidad y entregas son casi nulas, ya que estas corporaciones internacionales invierten en procesos de alta tecnología marcando una clara distancia con las empresas que solamente tienen una integración de mano de obra intensiva.

Entonces, ¿qué posibilidades tiene una empresa que se dedica al sector de maquinados si las máquinas son de importación, la materia prima viene de una acerería localizada en alguna parte del mundo, los equipos de medición fabricados en otras latitudes, las herramientas de corte de importación y otros productos necesarios vienen del exterior?

La transformación tecnológica y digital es una oportunidad clara en el futuro de la competitividad manufacturera de autopartes en nuestro país. Y esto es lo importante.

 

El autor es un divirtuligente visionario, soñador, innovador, participativo, amante de la verdad, buscador continúo con espíritu intenso en el desarrollo, investigación, creatividad análisis e implementación de nuevas formas de transformación tecnológica y digital a través de metas claras y objetivos comunes para la mejora continua en todos los sentidos y principalmente en el bienestar económico y social.

Compartir via:

Otros artículos de interés