Por Reportero Industrial Mexicano

LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ PRESENTE EN PLASTIMAGEN MÉXICO

374 |

Durante el último día de actividades del foro internacional líder de la industria del plástico en Latinoamérica, la impartición de los Talleres diseñados por el comité organizador permitió fortalecer el conocimiento de los representantes de varias compañías cuyas actividades están ligadas a la industria automotriz y quienes deseaban conocer los avances de la Manufactura Aditiva en la fabricación de piezas de plástico o resina para vehículos.

Eduardo Figueroa, Líder de Proyectos del Centro de Tecnología Avanzada (CIATEQ), impartió una charla sobre la Manufactura Aditiva y su aplicación industrial en el sector automotriz, en específico en la fabricación de moldes de inyección de plásticos.

De acuerdo a los datos que compartió el especialista, entre las grandes ventajas que ofrece la Manufactura Aditiva figuran la reducción en los tiempos de producción de las piezas que demanda el sector automotriz e incluso la calidad de las mismas.

Los avances en la tecnología permiten que hoy en día, accesorios pequeños, escapes, defensas y hasta el chasis de un vehículo puedan ser fabricados desde una impresora 3D, con un grado de perfección que no es posible lograr a través de la Manufactura Sustractiva.

Gracias a la Manufactura Aditiva incluso es real la posibilidad de ensamblar por completo un automóvil con piezas fabricadas con esta tecnología. El ejemplo más claro son los modelos UBE 1 y UBE 2, cuya fabricación cumple con las normas de calidad y seguridad exigidas en Europa, donde se espera que empiecen a venderse de manera masiva.

Eduardo Figueroa señaló que incluso el grado de porosidad identificado en las piezas fabricadas a través de diseño 3D —que algunos especialistas calificarían como defectuosas— en el sector automotriz son signo de una buena cualidad, toda vez que dicha característica es similar a la que se presenta en nuestro sistema óseo. Bajo esta condición, en los vehículos se requieren piezas con la facultad prácticamente de mutar, es decir comprimirse o inclinarse en determinado ángulo —frente a condiciones extremas— para luego volver a su estado original sin que se deformen de forma permanente al ser expuestas a elevadas o bajas temperaturas, pero sobre todo a grandes velocidades y a las pruebas de esfuerzo a las que son sometidas.

Otro punto a destacar, es que durante el proceso de inyección de plástico, resinas o metales, en la Manufactura Aditiva no existe variación de temperatura y esto se traduce en que sus piezas fabricadas resultan ser sólidas en cada una de sus capas que las conforman desde su base hasta la etapa final, algo que tampoco se garantiza con otros procesos de elaboración.

Sin embargo, la tecnología aditiva se enfrenta a la limitante de que la pieza más grande que ha llegado a fabricar sólo mide 1m x 45cm de ancho en sus dimensiones y esto se debe a que las máquinas con que opera todavía son muy pequeñas. Además, otro de sus puntos débiles es que tampoco logra producir piezas en serie.

Aunque en el sector automotriz tiene un amplio mercado explotar, el futuro y eventual éxito de la Manufactura Aditiva en la fabricación de autopartes depende del impulso que las grandes armadoras puedan brindarle a través de fondos destinados a la investigación y desarrollo.

Por el momento, este avanzado sistema de producción está enfocado en fabricar accesorios para la restauración y personalización de vehículos, además de prototipos de piezas.

Link
Plus
Compartir
Class
Enviar
Pin