TRABAJAR DE FORMA MÁS INTELIGENTE CON LA ROBÓTICA COLABORATIVA

Una pregunta constante en el mercado de soluciones de automatización robótica es "¿Se deshace del hecho de caminar?", la cual se basa en un concepto popular erróneo sobre la eficiencia del almacén, que dicta que para aumentar la productividad es necesario deshacerse de todo el caminar.

Los operadores estigmatizan esta actividad porque la mayor parte de caminar en los almacenes es ineficiente, es decir, los trabajadores pasan horas empujando carros manuales y buscando los pasillos correctos en lugar de recoger el inventario.

Ante esto, los encargados de logística se sienten tan frustrados por el bajo rendimiento que recurren a las soluciones de automatización tradicionales, como los módulos de selección basados en transportadores, las tecnologías pick-to-light y de mercancías a persona.

Sin embargo, existe una alternativa en la que puedes recuperar tu inversión, aumentar la productividad de tu fuerza laboral existente e igualar el rendimiento de las soluciones de automatización tradicionales. Esta puede proporcionarte el 80% del beneficio de los sistemas de mercancías a personas al 20% del costo.

El truco está en caminar únicamente para lo que añada más valor.

La automatización tradicional de mercancía a persona y las tecnologías que llevan el inventario directamente a los trabajadores, casi eliminan el caminar para cada selección; pero hay todo tipo de tareas en el almacén, por lo que los robots optimizan la asignación de trabajo a través de recorridos autónomos para ayudar a los trabajadores a realizar más tareas en la misma cantidad de distancia.

Por ejemplo, supongamos que la selección del carrito promedio toma 40 segundos. De eso, los trabajadores suelen pasar 30 segundos caminando y buscando inventario. Solo pasan unos 10 segundos recogiendo artículos. El rendimiento en este escenario es 90 UPH (costo por hora de máquina).

Con distintos tipos de equipos puedes lograr la automatización deseada, sin embargo, para eliminar completo el caminar en tus procesos, necesitarías un cambio tanto de operación como de infraestructura.

Andrés Morales, Area Sales Manager para Latinoamérica de MiR, comenta que MiR ha desarrollado robots autónomos móviles (AMR) que eliminan las largas caminatas, reducen los pasos en el pasillo y hacen aún más productivos a los operadores.

Utilizando servidores basados en la nube e inteligencia artificial, MiR agrupa trabajos similares, haciendo que la ruta sea lo más densa posible y reduciendo los pasos entre cada tarea.

Además, los robots de MiR aprovechan tu sistema de gestión de almacén para combinar la selección, el reabastecimiento y otras tareas en un solo proceso.

Para ayudar a hacer el trabajo más rápido, las funciones autónomas de los robots permiten el transporte de productos de un punto a otro con mucha facilidad. Todo esto mientras los trabajadores destinan su energía, tiempo y esfuerzo en tareas más importantes para el negocio.

Con ellos, los trabajadores nunca más tendrán que empujar o tirar de un carro manual.

Implementar tecnologías robóticas autónomas colaborativas puede mejorar la eficiencia de tu almacén y ayudará a tu negocio, optimizando tus procesos para alcanzar todas las metas de productividad que te traces.