MENTALIDAD DIGITAL: LA IMPORTANCIA DE LOS HÁBITOS DE COMPRA Y LA SEGURIDAD VIRTUAL

De acuerdo con algunas investigaciones, la pandemia de Covid-19 aceleró el camino hacia una vida digital, muestra de ello son los consumidores estadounidenses que aumentaron considerablemente sus actividades en línea.  

Procesos como la banca en línea, reuniones virtuales, documentos e información disponibles en la Nube son solo algunos de los hábitos que se implementaron y ampliaron desde la pandemia con el fin de evitar la exposición al virus, pero también nos han vuelto un blanco para ciberataques.

De acuerdo con un estudio realizado por McAfee, 2 de cada 3 personas en Estados Unidos (66%) dicen estar preocupados por los riesgos cibernéticos actuales, y 1 de cada 3 (29%) encuestados admitió que no confía en su capacidad para prevenir un ciberataque.

Si esto pasa en uno de los mercados más grandes y con mayor generación de tecnología, el panorama para países con menor nivel de desarrollo podría ser más alarmante.

Cuanto más tiempo pasan los consumidores en línea interactuando con diversas aplicaciones y servicios, mayor es su exposición a posibles riesgos y amenazas, siendo el robo de datos financieros el rubro de mayor preocupación, seguido por el robo de información personal.

"El primer paso para protegernos es darnos cuenta de que podemos hacer muchas cosas para estar seguros en Internet y preservar nuestro bienestar digital. Es mejor prevenir un problema que estar en la posición de tener que arreglarlo. Siempre podemos trabajar en nuestros propios hábitos de seguridad en línea, desde las aplicaciones que instalamos hasta los sitios web en los que hacemos clic y los correos electrónicos que abrimos. Hacer este cambio en nuestra mentalidad y comportamientos es una necesidad para proteger lo que más valoramos -nuestra privacidad e identidad- dándonos a todos la tan necesaria tranquilidad”, dijo Terry Hicks, vicepresidente ejecutivo de la división de consumo de McAfee.

Los hábitos de compra influyen en la mentalidad digital del consumidor

Los hábitos de compra de los consumidores indican cómo están llevando su nueva vida digitalizada, ya que el 70% de los encuestados afirmó haber comprado al menos un dispositivo electrónico para mantenerse conectado en 2020, mientras que 1 de cada 3 compró tres dispositivos electrónicos. Sin embargo, solo el 50% tomó medidas comprando software de seguridad, y solo 1 de cada 4 ha comprobado que realmente su software de seguridad esté actualizado.

Los consumidores también se sienten cada vez más cómodos compartiendo información en línea, lo que supone un gran riesgo, especialmente porque los servicios suelen pedir múltiples puntos de contacto.

El 77% de los encuestados indicó haber comenzado a utilizar funciones diseñadas para la comodidad en 2020, como las notificaciones por texto y correo electrónico (47%), optar por permanecer conectado/recordar las credenciales del usuario (27%), y almacenar y rellenar automáticamente los datos de la tarjeta de crédito para agilizar las compras (24%). 

Estas son algunas formas en que los consumidores pueden protegerse:

  • Utilizar la autenticación multifactorial para comprobar dos veces la autenticidad de los usuarios digitales y añadir una capa adicional de seguridad para proteger los datos y la información personal
  • Si se tiene que hacer algún movimiento mediante una conexión Wi-Fi pública, se debe utilizar una red privada virtual (VPN) para crear una barrera de protección mientras se está conectado
  • Navegar con mayor seguridad es posible utilizando una herramienta para bloquear el malware y los sitios de phishing por hacer clic en un enlace malicioso