< RIM | Desde Planta

Desde la Planta


DE LA GUERRA A LA INDUSTRIA, SISTEMAS DE VIDEOVIGILANCIA

Publicado en septiembre 06, 2017

Dado los sistemas o materiales que se manejan en el sector industrial, es común el uso de cámaras para la videovigilancia y/o monitoreo de los procesos que se llevan a cabo, además son de gran utilidad en zonas con alto índice de delincuencia; y como casi todo, han mostrado una gran evolución gracias a la implementación de las nuevas tecnologías.

Uno de los antecesores de los actuales sistemas de videovigilancia es el circuito cerrado de televisión, conocido como CCTV por sus siglas y que fue inventado en 1942 por Walter Bruch, ingeniero eléctrico alemán que lo desarrolló para que el ejército de su país monitoreara los cohetes V-2.

Después el CCTV fue lanzado comercialmente en Estados Unidos para el monitoreo en vivo, pues aún no era posible grabar imágenes. Para mediados de los 60’s ya había algunos dispositivos que grababan con cintas que se cambiaban manualmente, pero eran muy grandes y pesados.

Esto fue superado rápidamente gracias al surgimiento de las videocaseteras, que permitían grabar automáticamente, a partir de lo cual la industria de la videovigilancia creció rápidamente. Fue para la década de los 90’s que ya era posible monitorear varias cámaras al mismo tiempo y finalmente con el internet surgió la posibilidad de conectarse desde cualquier lugar.

El avance de la tecnología modificó también algunos procesos de producción, por lo que fueron surgiendo diferentes tipos de cámaras que se fueron adaptando a las necesidades que se originaron. Empresas como Axis Communications notaron estas necesidades y crearon cámaras de todo tipo que fueron adaptadas a procesos industriales.

Algunos ejemplos de sus productos con aplicaciones industriales son las cámaras térmicas, que tienen la capacidad de percibir cambios de temperatura en procesos de producción, emitiendo una alerta al ocurrir cualquier cambio que pudiera provocar daños en el equipo o el producto.  Además sirve para detectar personas, vehículos e incidentes en oscuridad total.

También cuentan con cámaras que al estar en ambientes húmedos o en donde el calor de las máquinas crea vapor, tienen la función de “sacudirse” periódicamente, para que ese calor que se trasforma en gotas de agua no obstruya su funcionamiento o visión.

Pero sin duda, las cámaras en red son de las más consumidas en este sector, ya que ayudan a incrementar la eficiencia global de la planta, con estas cualquier persona autorizada podrá acceder de forma remota en directo a través de su red, lo que permite supervisar líneas de producción y procesos a distancia, la detección inmediata de incidentes y la adopción de medidas pertinentes, pero sobre todo permite tener “más ojos” para controlar las líneas de producción.

Un ejemplo de aplicación de las cámaras de red es la automotriz Volkswagen; esta empresa controla los procesos de producción por medio de códigos de barra adheridos a cada vehículo y para facilitar el trabajo instaló este tipo de vigilancia para supervisar todos los errores y enviar la imagen del escáner a un ordenador de entrada de datos de emergencia, lo que facilitó el trabajo y ayudó a evitar demoras en la producción.

*Si desea más información sobre estos productos visite www.axis.com.



Otras notas de interes